En ejecución
El salvador
Educación emancipatoria

Contribución a la mejora del acceso a la educación en una zona estructuralmente deficitaria

Las estructuras educativas del Bajo Lempa, una antigua finca algodonera abandonada durante la guerra que fue repoblada de manera irregular ciudadanos de procedencias diversas, son deficitarias por falta de estructuras y de inversión.

La escuela (para comunidades que no tienen estudios de niveles superiores: la primaria en El Salvador termina a 9º) y el instituto de Bachillerato son referentes para las comunidades vecinas, y la única oportunidad de llevar a cabo estudios sin salir del Bajo Lempa (la alternativa es un instituto a aprox. 30 kilómetros, con un transporte irregular que puede implicar un par de horas de desplazamiento -y es caro para las economías campesinas).

Ante este déficit, las comunidades del Bajo Lempa han creado un sistema original de transporte escolar que converge al clúster educativo de la zona, la Comunidad Nueva Esperanza, que está consolidado y se financia con aportaciones solidarias diversas.

Con el apoyo de la cooperación internacional, han inventado un sistema original de transporte escolar: un conjunto de camiones o pick-ups que recogen los alumnos de las zonas alejadas, coincidiendo con el horario escolar, y permiten que hombres y mujeres que no podrían estudiar (porque viven en comunidades remotas donde sólo hay escuela en niveles elementales y no podrían pagar un transporte) puedan seguir el curso con normalidad. Este clúster sirve de modelo a las comunidades vecinas en su apuesta por la inversión educativa (escuela, instituto, becas universitarias y de estudios técnicos).

En 2018, esta apuesta por la educación ha sido premiada con la asignación de una sede de la Universidad a distancia en Nueva Esperanza.

Zona: Bajo Lempa, Departamento de Usulután

Contrapartes: Comunidad Nueva Esperanza

Periodo de ejecución: 1 año; 31/12/2018 – 30/12/2019

Cofinanciación obtenida: Ajuntament de la Garriga 10.027,92€